Destinatario
Usuario: Contraseña:
Desarrollo
Tmatica ACCIDENTOLOGÍA
Siniestralidad y Mortalidad de los Conductores de vehículos (2010)
Anualmente, desde el año 2007, con el impulso y sostenimiento económico de las empresas, entidades y organismos asociados al ISEV producimos un Informe (a modo de Observatorio Privado de la Seguridad Vial en Argentina) a partir del análisis de los Conductores protagonistas de siniestros viales graves en el territorio de nuestro país.

Reiteramos que el siniestro vial es resultado de una problemática tan compleja como dinámica que requiere, para encontrar soluciones, ser conocida.

Y ese es el aporte que pretende hacer el ISEV, a través, entre otros instrumentos, de nuestros informes sobre la realidad siniestral de Argentina.

 

El Informe que se brinda al conocimiento público, es una síntesis de una muestra de OCHO MIL DOSCIENTOS NOVENTA Y TRES (8293) conductores de vehículos partícipes de siniestros graves,

cuya consecuencia mínima fuera un lesionado con fractura (Grado 3). Los casos considerados son siniestros viales ocurridos entre enero y diciembre de 2010, y seleccionados de la totalidad por el alto grado de información obtenida de los mismos.

 

A partir del análisis de los datos primarios el Informe aporta Conclusiones y Recomendaciones destacadas al Sector Público, al Privado y a los integrantes de la sociedad, en forma individual.

 

Transcribimos a continuación las RECOMENDACIONES GENERALES:

 

RECOMENDACIONES

La problemática vial en Argentina (en realidad en todas las naciones) es de naturaleza compleja (por ser resultado del comportamiento social tanto de administrados – usuarios como de administradores - autoridades) y por ende NO admite soluciones basadas en acciones simples y aisladas, ni el involucramiento unilateral de un sector. En otras palabras, si bien el Estado debe “liderar” el proceso y la política de seguridad vial, el sector privado (familia, instituciones y empresas) deben coadyuvar al mismo. Por ello dividimos las Recomendaciones:

 

1. SECTOR PÚBLICO: Es innegable el efecto positivo de las acciones de control en la vía pública y de la difusión de sus resultados. Sin embargo no puede sostenerse en el tiempo, como único recurso y basamento exclusivo, la acción represiva. En su máxima expresión requeriría de un “controlador” o un “Gran Hermano” por cada usuario. La decisión política de proceder a la incorporación de la Educación Vial (Formación en Valores) de las futuras generaciones; los acuerdos celebrados con la industria automotriz de programas pautados de mejoras en seguridad en la producción de unidades vehiculares, son sin duda, mejoras substanciales a mediano y largo plazo. Queda aún mucho por hacer en el diseño, construcción y mantenimiento de infraestructuras y en la optimización de la habilitación para conductores, más allá del actual proceso de unificación de la información. Todas estas acciones deben estar integradas en un Programa que las articule e interrelacione.

 

2. SECTOR PRIVADO (Empresas e Instituciones): El enorme costo en vidas y materiales no es un tema ajeno a la evolución de las actividades de una sociedad. Las entidades del  sector privado de ninguna manera son indemnes al mismo. La formación de su personal y sus Programas de Responsabilidad Empresaria deben incorporar y acentuar la temática en forma urgente y seria.

 

3. ESFERA PERSONAL Y FAMILIAR: El individuo integrante de la sociedad es el protagonista, víctima y victimario de sus pares. Debe apelar al más básico componente del raciocinio: “el sentido común” y al terreno afectivo para combatir los malos hábitos adquiridos en el comportamiento y uso compartido de la vía pública, siendo salvaguarda para que las futuras generaciones “cambien” nuestra lamentable historia en la materia, en la medida que la “educación vial” opere en ellas la necesaria formación en valores.

 

Consejo Directivo ISEV

 

Ver informe completo clickeando AQUI

Temática
Fabricado por EstudioNET para ISEV Argentina