Destinatario
Usuario: Contraseña:
Desarrollo
Tmatica ACTUALIDAD
Mujer al volante. Seguridad constante.
Mujeres y conducción
Estadísticamente las mujeres demuestran una muy inferior participación como conductoras involucradas en accidentes viales graves (es decir aquellos que como consecuencia generan como mínimo una lesión de fractura hasta muerte).

(En referencia al estudio que hoy publicara entre otros medios el Diario La Nación "Es oficial: las mujeres son mejores frente al volante" )

Cabe aclarar que no es una fortaleza del ISEV el seguimiento de las infracciones. Si lo es el seguimiento de la siniestralidad vial grave (aquellos siniestros que como consecuencia mínima hayan tenido un lesionado Grado 3 -fractura).

El resultado del Informe del Gobierno de la Pcia. de Bs. As. es coherente con la participación de la mujer como conductora protagonista de siniestros viales graves.

MUJER AL VOLANTE, SEGURIDAD CONSTANTE

Estadísticamente las mujeres demuestran una muy inferior participación como conductoras involucradas en accidentes viales graves (es decir aquellos que como consecuencia generan como mínimo una lesión de fractura hasta muerte).

Y este dato se encuentra proporcionado a la cantidad de mujeres habilitadas para conducir automotores (es decir que no sirve la excusa de sostener que son menos las mujeres que los hombres conductores).

De hecho en el mundo desarrollado (Europa y EEUU) las mujeres ya alcanzan el 40 % de los conductores, en promedio.

El escenario mundial demuestra una constante: difícilmente la mujer conductora de automotores se involucre en más del 10 % de los accidentes viales graves.

Este dato no ha pasado inadvertido a responsables del sector del transporte automotor de pasajeros, en naciones con regímenes laborales modernos y economías fuertes, que cada día suman más plantel femenino a la conducción profesional. Y tambien por Sudamérica la idea prosperó. En Paraguay, en el año 2005, se puso a trabajar a la Municipalidad de Asunción en el proyecto "Mujer al volante" para capacitar a mujeres en la conducción profesional. No se trata de una estrategia de emancipación femenina, sino de una medida que ha surgido tras constatar que las mujeres son menos peligrosas al volante. El desafío, para ellas, es reducir el 25,6% de los accidentes de tránsito en los que se ven involucrados los ómnibus, camiones de carga y taxis, dirigidos en su gran mayoría por hombres, en dicha ciudad. A la fecha no sé como prosperó dicho proyecto.

En el 2001, en España un estudio revelaba conclusiones similares: “Las mujeres españolas cometen menos infracciones de tráfico y respetan las normas de circulación con más frecuencia que los hombres. Esta es una de las conclusiones del estudio 'Hábitos de la Mujer Conductora Española', realizado por la compañía Línea Directa Aseguradora.

En este informe, que analiza el comportamiento de las mujeres al volante en relación con los conductores varones, mantiene que las primeras son más prudentes y suelen tener menos accidentes graves. De hecho, según el ranking de infracciones que se ha elaborado con los resultados del estudio, las mujeres obtienen una puntuación, con un 1,89, frente a 2,42 de los hombres.

Asimismo, la mujer se encuentra por debajo de la media en algunas variables referentes a la conducción, como la velocidad. De esta manera, un 7% de las conductoras femeninas exceden los límites permitidos en carretera, un 19% en autovía y un 21% en ciudad, mientras que los hombres superan este límite en un 20, 38 y 25%, respectivamente.”

En definitiva, las mujeres conducen en forma más segura, son cuidadosas, poseen mayor “conciencia de riesgo”, usan más el cinturón de seguridad, son tolerantes y menos agresivas al momento de reaccionar frente a una imprudencia de ellas mismas o del otro.

El mito de poca pericia y manejo imprudente seguirá siendo sinónimo de mujer, apoyado por máximas machistas como ¡Peligro, mujer al volante!, ¡Mujer al volante, peligro constante!. Por supuesto, las mujeres protagonizan y, muchas veces, causan accidentes por malas maniobras vehiculares, pero de menor gravedad en la mayoría de los casos. Las causas de los accidentes más frecuentes en las mujeres, según algunas estadísticas en otros países, suelen ser errores en maniobras de giro, en intersecciones y dando marcha atrás. Mientras que en los hombres las causas más comunes son sobrepasos inadecuados, exceso de velocidad y conducir alcoholizado.

En el 2003, la DGT española informaba: “Datos expuestos por la Dirección General de Tráfico señalan al hombre como protagonista del 78 por ciento de los accidentes con heridos en carretera durante el año 2001 (leves y graves). Aún corrigiendo el informe bajo la premisa de que la mujer pasa menos horas y menos kilómetros al volante, el género masculino sigue siendo responsable del 68 por ciento de los siniestros. Las cifras indican que sólo el 13 por ciento de los fallecidos en la carretera en el año 2001 eran mujeres. Eso sí, en España hay 12.111.239 conductores frente a poco más de siete millones de conductoras.”

Y por casa, ¿cómo andamos…?

Desde 1993, el Banco de Datos de Siniestralidad Grave del ISEV demuestra que no somos en Argentina, la excepción. La mujer conductora de automotores participa como protagonista (no necesariamente imputa culpa) en no más del 15 % de los accidentes viales graves anuales.

En este Primer Cuatrimestre del año 2011, la participación de mujeres al volante en siniestros viales graves fué del 14.3 %. Y de las muertes lamentablemente ocasionadas en siniestros viales sólo el 26.5% eran mujeres.

 

Temática
Fabricado por EstudioNET para ISEV Argentina