El Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV) presenta la séptima edición del Informe de Siniestralidad y Mortalidad Vial del Transporte Público de Pasajeros. La misma considera el periodo anual de 2021.

Sus principales conclusiones:
Conclusión 1
La Tasa de Siniestralidad Vial Grave (SGV) del Transporte Automotor de Pasajeros, ponderada en función de los vehículos-kilómetros recorridos, DISMINUYÓ respecto al 2018 (anterior informe) y se ubica por debajo del promedio general de la SGV de todos los vehículos (además de ellos motos y camiones) en casi UN TERCIO (- 30.27%). En el año 2018 se ubica en 16,02 cada 100 mill. km-veh y en 2021, superadas las restricciones de la cuarentena, desciende hasta 11,17 cada 100 mill. km-veh.

Conclusión 2
La Tasa de Mortalidad Vial del Transporte Automotor de Pasajeros ponderada en función de los Pasajeros / Kilómetros es substancialmente menor a la  de la correspondiente al Total Vehículos ( 0,50  frente a 3,52 c/ 100 mill. Pas/Km). Desde el año 2012 nunca superó 1 y en 2021 DESCENDIÓ un 41 % respecto a 2018.

Este tipo de tasa es la más ajustada a la realidad ya que pondera el grado de exposición al riesgo determinado por la cantidad de sujetos expuestos y la cantidad de kilómetros en riesgo. Sobre esta tasa se fundamenta que el medio de transporte más seguro es el aéreo.

El análisis de los valores expresados en materia de siniestralidad y mortalidad indican a nuestro criterio, que el “amesetamiento” de 2016 a 2018, en el positivo progreso verificado en el sector, desde el año 2006, suma un significativo descenso que esperamos se consolide en 2022.

El Informe completo se puede obtener AQUI

Categorías: Sin categoría